miércoles, 11 de marzo de 2015

El deporte como inspiración

Practicar deporte significa invertir en nuestra salud: mejora el sistema cardiovascular, ayuda a controlar el colesterol, fortalece el sistema inmunológico, controla el peso, etc. También  son innegables las ventajas psicológicas, ya que nos ayuda a combatir el estrés, a canalizar nuestro enfado e ira, a liberar endorfinas que nos proporcionan esa sensación de bienestar tras una sesión de ejercicio, y sentir ese “enganche” a practicar deporte con regularidad.

Pero sin duda una de las cosas que más me gusta del deporte, y así se refleja en muchas películas, es que es una fuente inagotable de inspiración que nos enseña lecciones de la vida.

  • La recompensa llega de la persistencia: Esa canasta en el último segundo, ese gol en el descuento (o prórroga), esa bola de partido salvada. Cuantos ejemplos como estos hemos visto… y en cada uno de ellos hay un deportista que CREYÓ en sus posibilidades y luchó hasta el final, que no se rindió hasta que el partido hubo terminado. El deporte es lucha y superación, y muchas veces así podemos percibirlo desde la grada o el sofá.
Lección para la vida: Inténtalo una vez más, sigue un poco más, no puedes saber qué lograrás con tu siguiente “lanzamiento”. 

  • El trabajo constante como base del éxito: ¿Cuántas horas ha pasado Mireia Belmonte en la piscina, en el gimnasio…? ¿cuántas entrenando Marc Márquez? Cada logro espectacular que vemos en el deporte está sustentado en años de trabajo diario, y es ese trabajo el que les permite rendir a un gran nivel cuando llega el momento de competir. 
Lección: cuanto más te prepares, mejor serás en lo que haces.


  • Levantarse tras caer: Deportistas que tras lesiones graves vuelven a competir a un gran nivel, equipos que caen eliminados en una competición y se alzan con el trofeo en la siguiente, tenistas que caen en primeras rondas y posteriormente llegan hasta la final de un torneo. Los momentos difíciles forman parte de la vida del deportista, su carrera estará salpicada de altibajos y la manera en que afrontan y gestionan esas situaciones determina su futuro rendimiento. 
Lección: Encaja los golpes de la vida y vuelve a la lucha, superar la adversidad hace que cada logro posterior tenga más valor.

  • Vendrá otra oportunidad: El deporte te enseña que muchas veces hay una revancha, una segunda oportunidad para resarcirte. Sergio Ramos envió un penalti a las nubes con el Real Madrid en Champions, y posteriormente marcaría uno decisivo a lo Panenka con la Selección,  casi nada…
Lección: Lo has hecho mal, no se acaba el mundo… Podrás hacerlo de nuevo, asegúrate de hacerlo mejor


Hay muchos más ejemplos, porque el deporte está lleno de valores, y esos valores son capaces de motivarnos, de inspirarnos a mejorar, a no rendirnos. La próxima vez que estés a punto de tirar la toalla piensa en esa remontada inolvidable de tu equipo, en un partido épico de Nadal, en esa final del Mundial contra Holanda... revive los momentos en que todo pintaba mal y como fueron capaces de darle la vuelta.

El deporte no es sólo salud, es también un semillero de metáforas de superación para la vida: inspírate, aprovéchalo.





Artículo publicado previamente en la web de deportes Dejensever.

photo credit: IMG_4953 via photopin (license) photo credit: Madrid-Lyon_20100310_230816 via photopin (license) y commons wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario