lunes, 16 de marzo de 2015

Conquistar tus miedos

Hacía 14 años que Serena no competía en Indian Wells, torneo en el que en la final de 2001 fue víctima de repetidos abucheos racistas, a ella y a su familia. Un público que esperaba un enfrentamiento entre las hermanas Williams en semifinales, pero que se suspendió minutos antes por una tendinitis de Venus… lo interpretaron como un “amaño”, se sintieron estafados. Y posteriormente mostraron su decepción por el partido suspendido días antes, con  insultos racistas y sonidos simiescos durante aquella fatídica final. Lo pasó tan mal que decidió no volver a jugar ahí, aún siendo un torneo obligatorio en el circuito.

(abucheos a venus Williams en la final de 2001 a su llegada a pista)

Hace poco escribí sobre la capacidad que tiene el deporte para inspirarnos, para darnos una lección práctica sobre la vida, y ha vuelto a pasar… la pequeña de las Williams la semana pasada le ha dado al mundo una lección sobre cómo enfrentarse a los propios demonios y superarlos.

Algunas heridas tardan tiempo en cerrarse, hay capítulos de nuestra vida que permanecen inconclusos durante años, y solamente cuando nos enfrentamos a los sentimientos que nos generan en lugar de huir de ellos, cuando los aceptamos y estamos dispuestos a dejar ir el rencor es cuando realmente podemos pasar página.

Serena ha vuelto a Indian Wells, y en su regreso habló del dolor, del perdón, de enfrentarse a los miedos. Estas son las lecciones que se sacan de su rueda de prensa:
  • “Para poder perdonar tienes que dejar ir las cosas”. Cuenta que leyó la biografía de Mandela, que vio la película, que le conoció… y su manera de vivir sin rencor, de perdonar a quienes le encerraron durante 27 años, tuvo un gran impacto en ella y le hizo reflexionar.

  • “Es muy importante aceptarse a sí mismo, porque no todo el mundo te aceptará y si pasas tu vida queriendo que todas las personas te acepten tal y como eres vas a sufrir mucho”. La importancia de quererse a uno mismo, y aceptar que habrá gente que no nos quiera como somos o precisamente nos odie por ser así, aceptarlo como parte de la vida es en cierta manera una liberación.

  • “No importa a qué me enfrento, el daño que me hizo… tengo que salir ahí (a la pista central) y dar la cara, intentar ser fuerte e intentar ser la mejor persona que pueda ser”. No sabía cuál sería la reacción del público tras 14 años, si la acogerían bien o no, pero sentía que era el momento de volver, de enfrentar ese miedo, de cerrar su página del racismo con Indian Wells.
El público la ovacionó en su reecuentro, ahora tiene 33 años, es la ganadora de 18 Grand Slams, es ya una de las mejores de todos los tiempos… Serena Williams volvió al torneo californiano para hacer las paces con sus compatriotas, para vencer sus miedos, para exiliar el rencor. 

Serena Williams en su cuenta de Instagram

“ganar no es siempre sostener el trofeo. A veces tienes que enfrentarte a tus mayores pesadillas… y conquistarlas. Por primera vez no necesito un trofeo porque siento que ya he ganado”


Enfrentarte a lo que te da miedo para dejar de temer, aceptar lo que no está en tu mano y perdonar para seguir avanzando. Lección terminada, capítulo cerrado.

miércoles, 11 de marzo de 2015

El deporte como inspiración

Practicar deporte significa invertir en nuestra salud: mejora el sistema cardiovascular, ayuda a controlar el colesterol, fortalece el sistema inmunológico, controla el peso, etc. También  son innegables las ventajas psicológicas, ya que nos ayuda a combatir el estrés, a canalizar nuestro enfado e ira, a liberar endorfinas que nos proporcionan esa sensación de bienestar tras una sesión de ejercicio, y sentir ese “enganche” a practicar deporte con regularidad.

Pero sin duda una de las cosas que más me gusta del deporte, y así se refleja en muchas películas, es que es una fuente inagotable de inspiración que nos enseña lecciones de la vida.

  • La recompensa llega de la persistencia: Esa canasta en el último segundo, ese gol en el descuento (o prórroga), esa bola de partido salvada. Cuantos ejemplos como estos hemos visto… y en cada uno de ellos hay un deportista que CREYÓ en sus posibilidades y luchó hasta el final, que no se rindió hasta que el partido hubo terminado. El deporte es lucha y superación, y muchas veces así podemos percibirlo desde la grada o el sofá.
Lección para la vida: Inténtalo una vez más, sigue un poco más, no puedes saber qué lograrás con tu siguiente “lanzamiento”. 

  • El trabajo constante como base del éxito: ¿Cuántas horas ha pasado Mireia Belmonte en la piscina, en el gimnasio…? ¿cuántas entrenando Marc Márquez? Cada logro espectacular que vemos en el deporte está sustentado en años de trabajo diario, y es ese trabajo el que les permite rendir a un gran nivel cuando llega el momento de competir. 
Lección: cuanto más te prepares, mejor serás en lo que haces.


  • Levantarse tras caer: Deportistas que tras lesiones graves vuelven a competir a un gran nivel, equipos que caen eliminados en una competición y se alzan con el trofeo en la siguiente, tenistas que caen en primeras rondas y posteriormente llegan hasta la final de un torneo. Los momentos difíciles forman parte de la vida del deportista, su carrera estará salpicada de altibajos y la manera en que afrontan y gestionan esas situaciones determina su futuro rendimiento. 
Lección: Encaja los golpes de la vida y vuelve a la lucha, superar la adversidad hace que cada logro posterior tenga más valor.

  • Vendrá otra oportunidad: El deporte te enseña que muchas veces hay una revancha, una segunda oportunidad para resarcirte. Sergio Ramos envió un penalti a las nubes con el Real Madrid en Champions, y posteriormente marcaría uno decisivo a lo Panenka con la Selección,  casi nada…
Lección: Lo has hecho mal, no se acaba el mundo… Podrás hacerlo de nuevo, asegúrate de hacerlo mejor


Hay muchos más ejemplos, porque el deporte está lleno de valores, y esos valores son capaces de motivarnos, de inspirarnos a mejorar, a no rendirnos. La próxima vez que estés a punto de tirar la toalla piensa en esa remontada inolvidable de tu equipo, en un partido épico de Nadal, en esa final del Mundial contra Holanda... revive los momentos en que todo pintaba mal y como fueron capaces de darle la vuelta.

El deporte no es sólo salud, es también un semillero de metáforas de superación para la vida: inspírate, aprovéchalo.





Artículo publicado previamente en la web de deportes Dejensever.

photo credit: IMG_4953 via photopin (license) photo credit: Madrid-Lyon_20100310_230816 via photopin (license) y commons wikipedia