jueves, 27 de noviembre de 2014

5 factores del deportista que no se rinde

En artículos anteriores ya me he referido a la resiliencia, esa capacidad que engloba una serie de habilidades que permiten a una persona encajar y superar una situación adversa. Hoy me gustaría centrarme en la Teoría psicológica de la Resiliencia (2012) de Fletcher y Sarkar, según estos autores el constructo tiene mucho que ver con el afrontamiento de los estresoreses decir, la manera de percibir y reaccionar ante situaciones difíciles… porque el deportista resiliente no lo interpreta como una amenaza, sino como un reto a superar, un desafío que conquistar.

Ellos argumentan que los factores que influyen en que los deportistas puedan ser resilientes son:
  • Personalidad positiva: Los deportistas optimistas, que buscan hacer una lectura positiva de las distintas situaciones, que aceptan de buen grado lo nuevo y se adaptan, tienen más posibilidades de superar con éxito momentos difíciles.


  • Motivación: Es el motor  del deportista, cuando no es suficiente, cualquier dificultad puede  convertirse en una interminable cuesta arriba, el nivel óptimo de motivación da esa energía extra, esa voluntad para seguir intentándolo, para seguir entrenando y compitiendo, seguir mejorando tras haber perdido.


  • Confianza: Factor determinante para afrontar y canalizar el estrés sin derrumbarse, cuando se sienten pletóricos de ella, no hay circunstancia, contratiempo o situación difícil que el deportista no pueda afrontar, de hecho vive estas situaciones como retos que le hacen crecer, superarse, ser mejor competidor. Y  la confianza se cimienta en la memoria del esfuerzo y logros del pasado.

  • Concentración: La capacidad  para dirigir el foco atencional a la tarea que se está desarrollando, a la ejecución de la misma, y mantenerla ahí, sin distracciones externas (abucheos, ruidos, etc.) e internas (pensamientos negativos), constituye la diferencia entre sucumbir a la presión o seguir compitiendo a un nivel óptimo de rendimiento.
  • Apoyo social percibido: Es un factor muy importante de la resiliencia en el deporte, porque los jugadores que sienten que tienen ese respaldo en su familia y entorno se sienten más protegidos ante la adversidad, sienten que tienen un pilar en el que apoyarse cuando las cosas no salen como esperaban, una red sobre la que caer, y en cierta manera constituye una armadura de motivación y fuerza que les lleva a superarse, a ir más allá.

Conocer los factores que influyen en la resiliencia nos permite a psicólogos y entrenadores trabajar de manera conjunta en cada uno de ellos, planificando e implementando medidas que fomenten estas capacidades. El deportista resiliente no solamente obtiene mejor rendimiento, sino que además vive de una manera más plena y satisfactoria la competición pues relativiza sus logros y derrotas y se adapta continuamente a lo que viene... Ya lo dijo el gran Bruce Lee "be water my friend" o lo que es lo mismo "se resiliente".











No hay comentarios:

Publicar un comentario