miércoles, 16 de abril de 2014

Atlético: la República Independiente de Simeone

Diego Simeone llegó al Atlético de Madrid en diciembre de 2011 para sustituir a Gregorio Manzano, en ese momento el conjunto rojiblanco se encontraba en la 10ª posición y había ofrecido una pobre imagen en la Liga. Tras la llegada del Cholo el equipo comenzó su transformación, sumaron casi el doble de puntos que en la primera vuelta y termininarían en la 5ª plaza de la clasificación. Sólo era el comienzo...

En una entrevista reciente que concedió a  jotdown.es le preguntaron si se acordaba de la primera charla que dio como técnico al equipo, esta fue su respuesta: 
Nos juntamos en el vestuario y les dije que conocía el lugar y lo que necesitaba la gente y que lo único que no era negociable era el esfuerzo. Y ya después de eso, del esfuerzo, por la calidad técnica del equipo estaba convencido de que íbamos a salir, les dije que yo había pasado por ese momento y que al año siguiente salimos campeones. Un año peleábamos el descenso y al siguiente conseguimos el doblete. Y después de la charla cuando salí al campo y la gente me aplaudía también les dije: «Miren a todos ellos, que en algún momento también me insultaron». El fútbol es esto.

Simeone tiene una forma de entender y vivir el fútbol, una filosofía, unos valores que traslada de su vida al deporte y viceversa, porque según sus palabras "no comparto que uno en el trabajo es de una manera y en la vida de otra (...) La gente siempre es la misma, así que tienes que transportar cómo eres en tu vida al trabajo y ser natural". Esta es una de las características del Cholismo o Código de Simeone, veamos algunas más:
  • Carácter: Simeone es un líder nato, fue capitán en casi todos sus equipos desde la base, incluida la Selección argentina, se autodefine como "de los que empujan y no se callan" y tiene claro que el liderazgo no se impone, debe haber respeto pero no utiliza la autoridad con sus jugadores, sino que trata de convencerles de hacia dónde está el rumbo. Él cree en su objetivo, en su plan para conseguirlo y en base a eso ejerce su influencia.
  • Identidad con los colores: En el Atlético se siente como en casa, adoptó los valores del equipo siendo jugador y ahora los aplica a su grupo como técnico. En sus propias palabras es "un equipo agresivo, intenso, con compromiso, pasión, contragolpeador y fuerte defensivamente".
"Muchos se preguntan por qué somos del Atlético y somos por esto, por pasión, trabajo, humildad, y si hay que sufrir, se sufre".
  • Humildad: le transmite a sus jugadores la importancia de trabajar todos para el equipo, de comprometerse con el grupo y seguir luchando, no recrearse en lo conseguido.
"La realidad nuestra, del club, del equipo es mirar hacia adelante, hacia el próximo partido, no detenernos en nada de lo que estamos haciendo porque sería un error para cualquiera de nosotros, se lo digo diariamente a los jugadores «si nos detenemos a mirar lo que estamos haciendo, ¡PELIGRO!»"
  • Partido a partido: Según sus propias palabras "lo veo más simple, decimos yo quiero ganar ESTE partido y trabajamos en consecuencia del partido que tenemos por delante y eso nos acerca a ser competitivos con cualquiera".  Es una forma no sólo de quitarles presión porque trabajan un solo objetivo cada vez, sino que además consigue una atención total al próximo rival y sólo al próximo.
  • Convencido de su idea de fútbol: una de las características principales del Atlético es que sabe a lo que juega, es un equipo que conoce sus limitaciones y no las sobrepasa, sabe cuáles son sus virtudes y ahí es donde se vuelcan y las potencian.
"Se gana de diferentes maneras y cada uno elige la suya. El Barça y la selección española nos llevaron a ir detrás de una idea que es hermosa, claro, pero para correr rápido hay que tener un auto bueno. Si tienes un auto menos bueno tendrás que buscar la manera de pincharle la goma al otro y correr lo más cerca de él que puedas". 
"Uno tiene que potenciar las características de los jugadores que tiene. Que entiendan a lo que podemos jugar y en base a eso vamos a ser competitivos ¡segurísimo! En cuanto nos desviemos un poco de lo que podemos hacer... evidentemente va a ser más difícil". 
  • Un equipo por encima de las individualidades: En el Atlético todos los jugadores cuentan, y todos se sienten importantes y luchan por el equipo. Muchos pensaron que no podrían eliminar al Barcelona sin Diego Costa y demostraron que el conjunto está por encima de un solo jugador, por muy importante que este sea. ¿Pero cómo ha logrado que lo sientan así? Contagiando esta idea:
"Intento transmitirles que nosotros estamos en el Atlético de Madrid y yo considero que el Atlético es un grande de Europa, y para estar en un grande vos tenés que entender que no son los partidos los que son importantes para los jugadores, son los MINUTOS los que son importantes para los jugadores. Porque cuando un jugador tiene la posibilidad de llegar a un equipo grande tiene que contentarse con los minutos que puede jugar en ese equipo importante".

Estas son quizás las claves más importantes del Código de Simeone, aunque hay mucho más tras el "Cholismo". Para mí hay una frase suya que resume perfectamente su filosofía, la dijo tras eliminar al Barcelona en la Champions:
“Como en las grandes batallas de la Historia no siempre gana el mejor sino el que está más convencido”.
Palabra de Cholo

No hay comentarios:

Publicar un comentario