miércoles, 23 de abril de 2014

TETEball: rompiendo las previsiones

El CD Tenerife atraviesa por su momento más dulce, en  puestos de promoción a siete jornadas del final, un sueño para los blanquiazules, que tras haber logrado el objetivo de la permanencia tienen mucho que ganar y nada que perder.

El camino ha sido duro, los tres primeros meses relegados a la zona de descenso, a la que se volvería más tarde en la jornada 22, y a partir de ahí... una lenta pero imparable escalada, desde la posición 19ª hasta la 4ª, 15 puestos en 13 partidos.


Tras el pasado partido ante el Numancia con remontada incluida, me vino a la mente la película Moneyball: Rompiendo las reglas (2011), protagonizada por Brad Pitt. En ella se cuenta la historia real de Billy Bean Director Deportivo del equipo californiano de béisbol Oakland Athletics (A's), que con la ayuda de un recién graduado en Económicas construye un equipo como jamás se había hecho en el béisbol, utilizando un método estadístico para escoger a los jugadores... Pero ¿cuáles son las similitudes entre ese equipo y el Tete?
1.- Quique Medina, al igual que Billy Bean (Brad Pitt) tuvo que formar un equipo con uno de los presupuestos más bajos de la categoría.

2.- El método usado por Bean analizaba el rendimiento de los jugadores por los números que obtenían y no por el “estilo de su juego”. De esta manera seleccionó los que otros equipos no querían y por lo tanto eran más “baratos”, él se centró en habilidades que los ojeadores clásicos del béisbol no tenían en cuenta. Esta es una frase de la película en la que su ayudante explica el método a Bean.
”Al utilizar las estadísticas a nuestra manera encontraremos un valor en los jugadores que nadie más es capaz de ver. Algunos son descartados por prejuicios y supuestos defectos: edad, aspecto, personalidad… Entre los 20.000 jugadores de nivel que tenemos que considerar creo que hay un equipo ganador de 25 personas que cabrían en nuestro presupuesto porque todo el mundo las infravalora…es como un corral de patitos feos”.
Medina aunque no usara este método, también eligió futbolistas que otros clubs habían desestimado, incluso varios que nunca habían jugado en 2A, otro grupo de “patitos feos” que han resultado ser cisnes que ahora muchos pretenden.


3.- El comienzo de ambos equipos en liga fue malo, como dijimos arriba el CD Tenerife estuvo gran parte de la primera vuelta en zona de descenso. Los A’s tuvieron esa temporada un inicio tan malo que los medios se ensañaron con ellos y se habló de los despidos de Bean y el entrenador… ¿les suena? 

4.- Tras media temporada errática el Tete ha emergido como un rival sólido, muy difícil de batir, y se ha encaramado a los puestos de playoff. Los Athletics entraron en la historia del béisbol, siendo el primer equipo que logró 20 victorias consecutivas en la Liga americana.

Hasta aquí las semejanzas entre un equipo digno de llevar su historia al cine y nuestro Tenerife, no quiero contar el final de la película para los que aún no la hayan visto, pero al igual que la afición de los Oakland Athletics, estamos viviendo el sueño de David contra Goliath… 

Y lo que hace verdaderamente peligroso al Tete es que es un equipo que una vez alcanzado su objetivo ahora se enfrenta a una serie de partidos sin presión alguna, pero con mucha ilusión y ambición, por ejemplo, para nuestros vecinos de la Unión Deportiva cuyo objetivo siempre ha sido el ascenso,  restan 7 finales; para el CD Tenerife, 7 oportunidades.

Termino con dos recomendaciones, si te gusta el deporte debes ver el film de Brad Pitt, y no perderte los partidos que quedan del CD Tenerife, quién sabe… quizás rompa las previsiones y supere aquella temporada de película de los Oakland Athletics.







Imagen propiedad de Sony Pictures

miércoles, 16 de abril de 2014

Atlético: la República Independiente de Simeone

Diego Simeone llegó al Atlético de Madrid en diciembre de 2011 para sustituir a Gregorio Manzano, en ese momento el conjunto rojiblanco se encontraba en la 10ª posición y había ofrecido una pobre imagen en la Liga. Tras la llegada del Cholo el equipo comenzó su transformación, sumaron casi el doble de puntos que en la primera vuelta y termininarían en la 5ª plaza de la clasificación. Sólo era el comienzo...

En una entrevista reciente que concedió a  jotdown.es le preguntaron si se acordaba de la primera charla que dio como técnico al equipo, esta fue su respuesta: 
Nos juntamos en el vestuario y les dije que conocía el lugar y lo que necesitaba la gente y que lo único que no era negociable era el esfuerzo. Y ya después de eso, del esfuerzo, por la calidad técnica del equipo estaba convencido de que íbamos a salir, les dije que yo había pasado por ese momento y que al año siguiente salimos campeones. Un año peleábamos el descenso y al siguiente conseguimos el doblete. Y después de la charla cuando salí al campo y la gente me aplaudía también les dije: «Miren a todos ellos, que en algún momento también me insultaron». El fútbol es esto.

Simeone tiene una forma de entender y vivir el fútbol, una filosofía, unos valores que traslada de su vida al deporte y viceversa, porque según sus palabras "no comparto que uno en el trabajo es de una manera y en la vida de otra (...) La gente siempre es la misma, así que tienes que transportar cómo eres en tu vida al trabajo y ser natural". Esta es una de las características del Cholismo o Código de Simeone, veamos algunas más:
  • Carácter: Simeone es un líder nato, fue capitán en casi todos sus equipos desde la base, incluida la Selección argentina, se autodefine como "de los que empujan y no se callan" y tiene claro que el liderazgo no se impone, debe haber respeto pero no utiliza la autoridad con sus jugadores, sino que trata de convencerles de hacia dónde está el rumbo. Él cree en su objetivo, en su plan para conseguirlo y en base a eso ejerce su influencia.
  • Identidad con los colores: En el Atlético se siente como en casa, adoptó los valores del equipo siendo jugador y ahora los aplica a su grupo como técnico. En sus propias palabras es "un equipo agresivo, intenso, con compromiso, pasión, contragolpeador y fuerte defensivamente".
"Muchos se preguntan por qué somos del Atlético y somos por esto, por pasión, trabajo, humildad, y si hay que sufrir, se sufre".
  • Humildad: le transmite a sus jugadores la importancia de trabajar todos para el equipo, de comprometerse con el grupo y seguir luchando, no recrearse en lo conseguido.
"La realidad nuestra, del club, del equipo es mirar hacia adelante, hacia el próximo partido, no detenernos en nada de lo que estamos haciendo porque sería un error para cualquiera de nosotros, se lo digo diariamente a los jugadores «si nos detenemos a mirar lo que estamos haciendo, ¡PELIGRO!»"
  • Partido a partido: Según sus propias palabras "lo veo más simple, decimos yo quiero ganar ESTE partido y trabajamos en consecuencia del partido que tenemos por delante y eso nos acerca a ser competitivos con cualquiera".  Es una forma no sólo de quitarles presión porque trabajan un solo objetivo cada vez, sino que además consigue una atención total al próximo rival y sólo al próximo.
  • Convencido de su idea de fútbol: una de las características principales del Atlético es que sabe a lo que juega, es un equipo que conoce sus limitaciones y no las sobrepasa, sabe cuáles son sus virtudes y ahí es donde se vuelcan y las potencian.
"Se gana de diferentes maneras y cada uno elige la suya. El Barça y la selección española nos llevaron a ir detrás de una idea que es hermosa, claro, pero para correr rápido hay que tener un auto bueno. Si tienes un auto menos bueno tendrás que buscar la manera de pincharle la goma al otro y correr lo más cerca de él que puedas". 
"Uno tiene que potenciar las características de los jugadores que tiene. Que entiendan a lo que podemos jugar y en base a eso vamos a ser competitivos ¡segurísimo! En cuanto nos desviemos un poco de lo que podemos hacer... evidentemente va a ser más difícil". 
  • Un equipo por encima de las individualidades: En el Atlético todos los jugadores cuentan, y todos se sienten importantes y luchan por el equipo. Muchos pensaron que no podrían eliminar al Barcelona sin Diego Costa y demostraron que el conjunto está por encima de un solo jugador, por muy importante que este sea. ¿Pero cómo ha logrado que lo sientan así? Contagiando esta idea:
"Intento transmitirles que nosotros estamos en el Atlético de Madrid y yo considero que el Atlético es un grande de Europa, y para estar en un grande vos tenés que entender que no son los partidos los que son importantes para los jugadores, son los MINUTOS los que son importantes para los jugadores. Porque cuando un jugador tiene la posibilidad de llegar a un equipo grande tiene que contentarse con los minutos que puede jugar en ese equipo importante".

Estas son quizás las claves más importantes del Código de Simeone, aunque hay mucho más tras el "Cholismo". Para mí hay una frase suya que resume perfectamente su filosofía, la dijo tras eliminar al Barcelona en la Champions:
“Como en las grandes batallas de la Historia no siempre gana el mejor sino el que está más convencido”.
Palabra de Cholo

miércoles, 9 de abril de 2014

Atención y concentración en el deporte

Solemos oír en las ruedas de prensa de entrenadores y jugadores “no estuvimos atentos en esa jugada”, “nos faltó concentración en los momentos clave”, y es que se trate de un deporte individual o colectivo la atención es fundamental. ¿Pero se trabaja realmente en los entrenamientos?

La atención puede definirse como la capacidad para centrarse en uno o varios estímulos de cuantos  nos rodean, y la concentración como la habilidad para focalizar esa atención en los estímulos relevantes sin distraerse por otros, ya sean externos (abucheos por ejemplo) o internos (dudas, pensamientos negativos).



Nideffer propuso un  modelo explicativo de la atención en el deporte, en el que contempla que ésta tiene dos dimensiones: amplitud y dirección. La amplitud hace referencia a la cantidad de estímulos que se procesan, será amplia si son muchos y estrecha si son pocos o sólo uno; la dirección nos dice si la atención se dirige a estímulos externos (ruido, condiciones ambientales, distancia, etc.) o internos (pensamientos y sensaciones).

Externa
                                                   Amplia       --|--      Estrecha
Interna

La amplitud y la dirección se combinan de manera que existen cuatro modelos distintos: atención externa y amplia, atención interna y amplia, atención interna y estrecha y por último atención externa y estrecha. Lo interesante de este modelo es que en distintos momentos del juego se usa un tipo de atención u otra, y muchas veces una secuencia de las cuatro combinaciones. Se debe entrenar al jugador para que potencie cada modalidad y aprenda a prestar atención a los estímulos que son relevantes en cada momento e ignore al resto. Veamos unos ejemplos con el momento del saque en tenis, y de tiro a puerta en fútbol:

Servicio (tenis)
Tiro a puerta (fútbol)
Analizar la distancia al cuadro de saque, la posición del rival, si hubiese viento la fuerza y dirección del mismo. Atención externa y amplia (porque atiende a varios estímulos exteriores).
Se analiza la distancia a portería, la posición y movimiento de los defensores y la colocación del portero. Atención externa y amplia
Planificación del golpe, colocación del mismo (a la “T” o parte externa) y tipo (plano/con efecto). Atención interna y amplia (porque atiende a criterios de planificación y decisión, es decir cognitivos, y amplia porque son varios).
Se elige el lugar de la portería al que se lanzará, la fuerza del golpeo y se calcula la trayectoria. Atención interna y amplia
Después se centra en los movimientos requeridos para sacar y las sensaciones de golpeo. La atención pasa a ser interna y estrecha (sólo en movimientos y sensaciones, ambos estímulos internos)
Atiende a la coordinación del movimiento, el correcto apoyo antes de impactar la pelota. Atención interna y estrecha
Por último se centra en lanzar la pelota, esperar a que baje y golpearla con el centro de la raqueta. Atención externa y estrecha (externo y estrecho porque se centra sólo en la pelota)
Se centra en el movimiento de la pelota para golpear en el momento justo. Atención externa y estrecha

Es muy importante centrarse en los estímulos que son importantes en cada fase, por ejemplo, si en el momento de golpear el balón a puerta, que sólo debería atenderse al movimiento de la pelota,  aún se está pensando sobre el lugar de la portería al que chutar, es probable que se erre el tiro.

En una entrevista publicada por la revista francesa So Foot, Iniesta dijo sobre su gol en la final del Mundial:
 "Antes de golpear el balón tuve que esperar a que bajara un poco. Si no hubiera esperado, no habría marcado. Dejé que la gravedad hiciera su trabajo y marqué. ¡Eso fue Newton!". 
Esa frase describe perfectamente el último estilo atencional descrito en el ejemplo de arriba, se centró en el movimiento de la pelota para golpear en el momento exacto: atención externa y estrecha.

(a partir de 0:22)

Iniesta dijo en la entrevista de Informe Robinson:
 “Se para todo y sólo estamos yo y el balón, como cuando ves una imagen en cámara lenta, para mí fue así... Es difícil escuchar el silencio, pero yo en ese momento escuché el silencio y sabía que el balón iba dentro”.
En ese momento que vivió a cámara lenta se produjo la secuencia de los cuatro estilos atencionales, uno tras otro, en apenas unos segundos... y el resultado fue el gol que convirtió a España en Campeona del Mundo.

miércoles, 2 de abril de 2014

¿Es la motivación suficiente...?

Se ha hablado mucho de los videos motivacionales antes de los partidos, unir imágenes de batallas y superación personal con música épica. De esta manera puede conseguirse una motivación alta en los jugadores antes de saltar al terreno de juego.

Imagen de JJ Vico en Flickr con licencia CC

Este fue el vídeo que vieron los jugadores de River Plate el pasado domingo antes del superclásico que ganaron 2-1 ante el Boca:


Este tipo de material audiovisual ha de reunir ciertos aspectos para ser efectivos:
  • Que salgan imágenes de los jugadores, a ser posible de todos ellos, para que los momentos difíciles y también de alegría vividos tengan una activación emocional en los protagonistas. Sentirse partícipes del camino recorrido hasta ese momento, de los logros alcanzados como equipo y de esta manera reafirmarse en ellos.
  • Si es posible, mezclarlos con imágenes épicas de películas o documentales para ensalzar el espíritu de lucha y superación.
  • Música “gloriosa”: en el ya famoso vídeo que Guardiola puso a sus jugadores en la final de la Champions de 2009 se utiliza la Banda Sonora de Gladiator y se termina con la Nessun Dorma de Puccini interpretada por Pavarotti. Esta canción ha sido recientemente utilizada en un estudio sobre música y emociones ya que ha demostrado tener una gran capacidad  para conmover a las personas.


El uso de este tipo de vídeos es una gran herramienta si cumple los criterios anteriores y se utiliza en momentos muy señalados, evidentemente si se abusase de ellos a lo largo de la temporada, su efecto se reduciría drásticamente.

La motivación nos impulsa, es el deseo de alcanzar una meta… pero  por sí sola no es suficiente para que una conducta se active. En los casos anteriores hablamos de elevar la motivación en un momento concreto (antes de un partido decisivo), pero si hablamos de la motivación general, de la de toda una temporada, es ahí donde entran en juego los procesos volitivos, es decir, mecanismos que ponemos en práctica de manera consciente para comprometernos con la consecución del objetivo, son el esfuerzo y la persistencia para sobreponerse a los obstáculos, es poner en marcha una serie de estrategias guiadas por la VOLUNTAD, para llegar a la meta.

Antes del pasado Athletic-Atlético, Simeone organizó en el hotel de concentración un encuentro con Irene Villa, mujer víctima de un atentado terrorista en el año 1991 cuando aún era una niña, y en el que perdió ambas piernas y tres dedos de una mano. En la actualidad se dedica a dar charlas en las que habla sobre aquella experiencia y todo el proceso de superación que ha vivido y refleja en su libro “Saber que se puede”. Esta es una de las frases que le dijo aquel sábado por la mañana a los futbolistas:

"Ganar está muy cerca de perder, pero nunca hay que dejar de luchar. Siempre hay que estar alerta porque la vida te puede golpear muchas veces, pero hay que levantarse después de cada caída. Hay que saber encajar el éxito y la adversidad. Hay que pelear cada día, sin dejar escapar ninguno".
Posiblemente sus palabras dejarán una huella en los jugadores más allá de aquella victoriosa tarde... el grupo de Simeone es un equipo fuerte en defensa, físico, solidario en el esfuerzo, muy luchador; hay una clara similitud entre la vida de coraje de Irene y el juego combativo del Atlético. Y en esa identificación el equipo puede encontrar una nueva fuente de motivación para seguir peleando por los títulos... un genio el Cholo.